Por qué no debes cocinar una cartera de cuero

 

Todo el mundo sabe que nunca, bajo ningún concepto, debe cocinarse una cartera de cuero (no estamos locos). Lo que no es tan conocido es el verdadero motivo.

Para qué sirve una cartera de cuero

Las carteras de cuero son buenas para llevar tarjetas como la de Carrefour y la de crédito y/o débito. En las carteras de cuero también se pueden meter otras cosas como:

  1. Un mapa de Soria muy bien doblado
  2. Colas de lagartija (2)
  3. Un billete de metro
  4. Pelusas azules
  5. Una eurocalculadora solar
  6. Los votos matrimoniales de Mariah Carey y Tommy Mottola
  7. Un autógrafo del Tato Abadía
  8. Una página arrancada de un libro de la biblioteca
  9. Una chapa de Pepsi (aunque puede romper un poco el cuero)

Además de para llevar cosas, una cartera de cuero tiene una infinidad de usos más. Podemos tirársela a un pato, esconderla en una maceta y buscarla una semana después, hacer equilibrio llevándola en la cabeza, ponérnosla en la mano y fingir que es un teléfono móvil…

Para qué no sirve una cartera de cuero

Visto así una cartera de cuero es una bicoca, un chollete. Lo cierto es que también tiene sus pegas, no pensemos que todo es tan fácil como las raíces cuadradas. Una cartera no sirve para todo y es importante que sepas para qué no sirve antes de comprarla o matar un animal y curtir su pellejo para hacer tu propia cartera.

En una cartera no se puede llevar:

  1. A la familia a La Pedriza el fin de semana
  2. Cuatro yogures de plátano
  3. Una tienda de campaña
  4. La bombilla de una farola
  5. Un edredón nórdico
  6. La independencia de Escocia
  7. Los martes
  8. Una escofina
  9. Cosquillas de manatí

Además de estas limitaciones hay otras cosas para las que no sirve una cartera de cuero. No podemos pretender que el pato al que se la hemos tirado nos la devuelva, si te la dejas en la calle… ¡adiós muy buenas!, no se puede utilizar como instrumento musical y, sobre todo, no se puede cocinar.

En realidad debería decir que no se puede comer. Puedes cocinarla pero el resultado es pésimo. De todas las cosas que he cocinado con resultado pésimo la cartera de cuero ocupa el puesto 13.

He cocinado bolsas del Corte Inglés, los herrajes de un bargueño y una cosa verde que había debajo del sofá. Todo eso fue peor, la verdad.

No debes cocinar una cartera de cuero porque tiene una carne seca y dura. Es más o menos como intentar comerte un beso de una tía-abuela de Alcañiz con tres pelos en la barbilla.

Receta de cartera de piel

De todas formas no me gusta imponer mi criterio así que, si pese a mis advertencias te empeñas en cocinar tu cartera de cuero, voy a darte una receta sencilla.

Para 12 comensales necesitaremos:

  • 12 carteras medianas o 9 billeteros grandes.
  • 6 huevos.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • 1/2 pimiento verde.
  • 1/2 pimiento naranja.
  • 25 cabezas de ajo.
  • 1 botella de Whisky DYC.
  • Patatas nuevas.
  • 1 Apio.
  • Sal, pimienta y chiles habaneros al gusto.

Se pican todos los vegetales y se sofríen hasta que queden negros. Rebozamos las carteras en huevo batido. Después, con la sartén bien caliente, arrojamos las carteras con fuerza y bañamos en abundante whisky. Cuando caramelice nos tomamos 2 antiácidos e intentamos comernos esa porquería.

Servir acompañado de 3 plastidecores color carne y maridar con Tang Tropical.

 

Pues oye
Resumen
recipe image
Receta
Cartera de cuero al'ast.
Autor
Fecha de publicación
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Timepo total

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *